Banco Interamericano presenta en Santiago Monitoreo Ciudadano

imagen1

Fundación Solidaridad evalúa 117 indicadores sobre el estado de la ciudad

El Banco Interamericano para el Desarrollo (BID), el Ayuntamiento de Santiago y el Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES), en coordinación con la Fundación Solidaridad y en el contexto de la Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES), organizaron el Monitoreo Ciudadano para evaluar, en base a 117 indicadores, los avances de Santiago de los Caballeros en materia de ordenamiento territorial, movilidad y seguridad urbana; medio ambiente, cambio climático y sostenibilidad; y educación, competitividad, gobernabilidad, participación ciudadana, salud y economía.

Es la primera vez en la cooperación internacional del Banco Interamericano con la República Dominicana, que un Ayuntamiento y una ciudad son tomados de referencia para realizar un proyecto de las dimensiones de ICES en Santiago, estando en este momento en una fase de pre-inversión, monitoreo e inversión, correspondiéndole a la ciudad seleccionar las áreas prioritarias para la implantación de proyectos.

Como una primera fase de implementación del ICES, se realizó el análisis y diagnóstico para identificar los retos urbanos, a través de la evaluación de 117 indicadores de sostenibilidad. La recolección de datos para la medición correspondiente al 2013 fue concluida en 2014, seguida por la publicación: “Santiago de los Caballeros, Ciudad Sostenible”. La Fundación Solidaridad fue seleccionada para realizar la segunda medición de los indicadores, correspondiente al año 2015, cuyos resultados se presentarán el próximo lunes 5 de diciembre.

Los resultados de este diagnóstico se comparan con otras ciudades de Latinoamérica, tales como Mar del Plata (Argentina), Montevideo (Uruguay), Trujillo (Perú), Santa Ana (El Salvador), Cochabamba (Bolivia) y Cuenca (Ecuador), que son tomadas como referencias para identificar las áreas de mejora de la ciudad y replicar modelos de gestión exitosos, adaptados a nuestro contexto social, económico y cultural.

Según ICES, se define si los indicadores son sostenibles (verde), poseen áreas de mejora (amarillo) o están en un rango crítico (rojo). Al año 2013 estos fueron semaforizados, quedando como resultado 20 indicadores en verde, 32 en amarillo y 41 en rojo. Entre los indicadores verdes, se encontró que un 95% de la ciudad tiene cobertura de agua, un 81% tiene cobertura de saneamiento y la tasa de desempleo es de un 6.8%, siendo lo ideal que se mantenga debajo de un 7%.

Por su parte, los indicadores amarillos apuntan a necesidad de mejoras en la desigualdad urbana, con un 20% de asentamientos informales, cuando la tasa ideal debe ser menor a esta cantidad; una reducción del consumo de agua anual per cápita; la creación de más áreas verdes; o la minimización de la violencia y la tasa de victimización. Entre los indicadores rojos, figuran la calidad educativa; la violencia intrafamiliar, que debe mantenerse por debajo del 6% y a 2013 estaba en 16.9%; el tratamiento de aguas residuales, de 37% al 60%; un destino final adecuado de residuos sólidos de un 0% a 90-100%; y un tratamiento de los residuos sólidos de un 0% a más de un 20%.

El ICES, que se implementa en Latinoamérica, tiene 5 fases de las cuales Santiago ha cumplido 3, estando ya en el momento en donde el BID pasará a la fase de pre-inversión e inversión. El BID gestiona, con el Ayuntamiento de Santiago y el gobierno dominicano, lo relativo a las agencias y bancos multilaterales, o vía directa como BID, la implantación de los diversos proyectos.